Guim Tió

September 26, 8:30am - 10:00am CEST. Hosted at The Folio Club

part of a series on Color


About the speaker

“Soy pintor antes que ilustrador”. Así se define Guim Tió, un joven creador que sin haber finalizado la carrera de Bellas Artes ha conseguido lo que muchos artistas persiguen: reconocimiento y notoriedad. Su talento es hereditario (abuelos pintores y madre poetisa) y puede presumir –aunque no es su estilo- de haber expuesto en importantes galerías de Barcelona (Sala Parés, Galería Artevistas), Madrid i atravesando el charco, en Estados Unidos. Guim es un especialista de la pintura, de ahí que se considere como tal, pero sus ilustraciones se han esparcido como la pólvora en las redes sociales.

Su obra –influenciada por Basquiat y Schiele- es crítica, tontea con el humor y desmonta mitos estéticos. Grotesca y naíf a partes iguales. Guim Tió tiene especial fijación por plasmar niños de miradas inquietantes, un Tim Burton en potencia. Ojos vacios que hipnotizan al espectador, narices con relieve, ausencia de cejas y mandíbulas esmirriadas. Rojo y turquesa.

“Estos rasgos son marca de la casa. Son el punto enfermizo de mi obra” asegura Guim mientras me enseña una de sus imágenes favoritas: el cuadro ‘Silas’ protagonizado por un ser andrógino con un look preppy. Los ojos de ‘Silas’, a diferencia del resto, son limpios y tranquilizadores. ¿Un cambio de estilo? “Quizás, aunque me gusta combinarlos. La mirada para mi es lo más importante. Creo imágenes que te observan fijamente hasta el punto de incomodarte”.

La cabeza de Guim maquina constantemente mientras sus brazos procesan todas las órdenes en el lienzo. Reflexiona y plasma con cierta ironía las ambigüedades de una sociedad desnaturalizada y sometida a la dictadura de la imagen. Precisamente uno de sus proyectos más visibles es una crítica al mundo de la moda.

En la serie pictórica ‘Magazine’ recluta a actrices y modelos del papel couché y les pasa el bisturí para crear bellezas distorsionadas. Penélope Cruz, Keira Knightley, Kate Winslet, Bianca Balti… se han sometido a su peculiar cirugía plástica basada en un collage de texturas y técnicas experimentales. “Recorto sus imágenes y les hago un lifting general con la ayuda de las ceras. No soy como el doctor de Frankenstein, más bien un cirujano que moldea la belleza para crear una nueva realidad ” me explica Guim mientras retoca una ilustración inacabada.

(texto by Maria Almenar in Tendencias al dente

Instagram
Behance
Facebook
Flickr

Tienda online

Local partners