Me considero un creador de ilusiones que lleva energía al escenario. Mi actividad profesional la desarrollo en la dirección comercial y consultoría de negocio, así mismo soy Coach ejecutivo y mago. Esta mochila la llevo a mis conferencias, las cuales se sitúan en el ámbito del liderazgo y la visión cliente.

La ciencia ha demostrado que la pasión se contagia, que los datos se olvidan pero las anécdotas se recuerdan; que si los participantes en un taller participan activamente, se genera un aluvión de endorfinas, es decir, que más que recibir una “ponencia”, viven una experiencia.