¡Un Creative Mornings muy chingón!

Por: William Rodríguez

Y esta vez el tema fue “Lenguaje” y quién mejor para hablarnos de lenguaje que María del Pilar Montes de Oca, lingüista y quien en 2001 fundó la revista “Algarabía”, una de las revistas culturales más vendidas de México. También es autora de libros como “El manual para escribir bien”, “El manual para hablar mejor”, “Mitos de la lengua” y “Fumar es un placer”, entre otros.La locación no pudo ser mejor: La hermosísima casa de “Blanco Colima” este nuevo centro cultural y gastronómico en el corazón de la roma.María del Pilar a su mejor estilo, franco, directo y desparpajado, empieza haciendo una interesante reflexión sobre su revista Algarabía y la cultura, y explica cómo la cultura no es inalcanzable y no está como se cree, en el gobierno, las instituciones o los museos. Comúnmente se cree que a la cultura es de los “cultos” que tienen acceso a ella y asisten las salas de conciertos, a los museos. Que es sólo para unos pocos privilegiados y que el resto tienen que ver el canal de las estrellas. Contrario a esto, María del Pilar explica como la cultura está en todas partes: en el pozole, en la frase de la abuelita o de la mamá, en la palabra “chingón” y en el lenguaje de todos los días o en los regionalismos de diferentes lugares de México. La cultura entonces, nos explica, es todo lo que ha hecho el hombre desde que se convirtió en homo sapiens y aunque no es claro si fue cuando se convirtió en homo sapiens o antes que establece un código de lenguaje para comunicarse, todos los seres humanos hablamos e incluso las culturas indigenas más “primitivas” cuentan con códigos de lenguaje sumamente estructurados. Justamente como todos los seres humanos hablamos, estudiar la lengua es estudiar al ser humano. Es por esto que la lengua es la portadora de la cultura en los seres humanos. La lengua es parte de nuestra idiosincracia y es lo que nos identifica. La lengua además es la que nos permite heredar el conocimeinto de persona a persona. No importa que una persona  esté vestida con grandes marcas. La lengua es nuestra “tarjeta de presentación”: Denota de dónde vienes, quienes son tus papás, si lees o no, de qué código postal vienes y con quién te metes.De esta manera, María del Pilar nos invita a pensar en la lengua en México y cómo aquí la lengua en habla de la cultura mexicana. Expresiones como por ejemplo “mande” proviene de la expresión “mándeme usted” que se remonta a la época de encomiendas donde los indigenas eran encomenderos y por ende la usaban para recibir instrucciones de encomiendas. Otra expresión muchas veces usada es “sí se puede” y nuestra invitada explica cómo implica en sí misma una derrota porque quiere decir que las veces anteriores no se pudo. Otra palabra muy usada en la cultura mexicana y que habla de los mexicanos es “ahorita” y aquí María del Pilar cuenta una anécdota en la que un mexicano usa esta expresión en una situación con una otra persona de Argentina, el argentino se queda esperando que la acción suceda ya y en México ahorita no es ya pero “ahoritita” sí.El lenguaje además habla de la psicología de los seres humanos. Cuando nos decimos a nosotros mismos por ejemplo “hay qué pendejo” o cuando la mamá dice “es que ella es la gordita de la familia” nos vamos quedando con esa idea e influye e nuestra psicología y en nuestra manera de ser. Este tipo de expresiones no solo hablan de  la cultura mexicana sino de nosotros mismos y hacen que terminen por hacernos pensar que las cosas son así y teniendo un impacto importante en la cultura. Se hace una declaración sobre una generalidad que no es cierta y que por consiguiente terminamos creyéndola.La charla entonces transcurre con expresiones muy divertidas sobre la cultura mexicana que se convierten en falsas generalidades que terminamos asumiendo como reales: “todos los hombres son iguales”, “las mujeres que no hacen pedo son hombres”, “calladita te ves más gordita”, frases que confirman una vez más cómo la lengua hace parte de la cultura y cómo la lengua tiene que ver con lo que tenemos al rededor, por eso en todos los lugares es diferente. La forma de hablar es como una red que nos permite ver el mundo que nos rodea.La invitación final de María del Pilar es que en la medida en que entendamos que hay palabras y expresiones que nos definen ya no las deberíamos utilizar. Conocer la cultura, el lenguaje y lo que nos rodea, nos pude cambiar la forma de ser. Si podemos cambiar este diccionario se podría lograr ser mejores personas, mejores mexicanos y hacer cosas mejores cada día. Hacer nuestro propio diccionario para quitar estas palabras que afectan negativamente la cultura y la manera como nos definimos y actuamos, permite que seamos mejores.Esta charla en realidad me encantó, porque para mí como extranjero, ha sido una experiencia fascinante la cantidad de expresiones del lenguaje en México y cada vez que entiendo el significado de una palabra o expresión nueva aquí, entiendo más de su cultura y con seguridad es por eso que esta vez puedo decir  con firmeza que éste Craative Mornings estuvo “chingón” sin el temor de sentir que estoy ofendiendo a alguien.