#CMETHICS

Hacking: Del pánico digital al beneficio de la humanidad.

Por: William Rodríguez

Nada más apropiado para ésta época dónde el FBI le está exigiendo a Apple que desarrolle métodos de hacking para acceder al la información del teléfono celular de uno de los terroristas de San Bernardino, que nuestro tema de Febrero en Crerative Mornings: Ética. Y nadie mejor que Manuel Morato, co fundador y director de Dev.F., la primera y más grande escuela de hackers de México y Latino américa, para hablarnos de hacking y ética.

Manuel “Eme” Morato Foto: William Rodríguez

Manuel o Eme como se le conoce popularmente, nos cuenta primero sobre él mismo: que es un corredor obsesivo, cómo constantemente cambia de look jugando con su vello facial y de su experiencia viviendo en Korea del Sur o en Sillicon Valley trabajando en diferentes start ups tecnológicas, con genios informáticos que no superan los 25 años y generando proyectos de aproximadamente un millón de dólares de capital. Trabajando, como él nos dice, con nuevas tecnologías para transmitir conocimiento y hacer de la tecnología algo real que a su vez logre hacer algo por la gente.

Eme reconoce que el  hacking es un tema bastante espinoso y que hoy en día saber de hacking es un super poder. Es como ser un “cirujano plástico” del mundo moderno. Un super poder que tiene dos caras. Así como muchas personas lo utilizan para hacer fraudes financieros y evadir impuestos, la cultura hacker que él persigue con su equipo, busca generar valor para el mundo. Busca esa pasión común para intentar algo nuevo y atacar la desconfianza de México y ayudar a recuperar ese tejido social, que según su criterio, está roto. Es por esto Eme y su equipo buscan modelos de tecnología inspiradores  para encontrar nuevas maneras de hacer las cosas y enfocar la tecnología en resolver problemas.Y es precisamente por eso que Eme considera que México y Latino América, son los mejores lugares para hacer su trabajo en este momento. Es donde está “todo para ganar”, por encima de San Francisco o Nueva York.  Porque encuentra en los problemas de nuestros países una oportunidad enorme de hacer más desde su trabajo. Pensar en solucionar problemas que nadie más haya resuelto. Aprovechar el dinamismo que está viviendo nuestra región para competir y generar y encontrar más oportunidades laborales.Es muy valioso cómo nuestro invitado, en últimas nos propone hacer una reflexión sobre la cara positiva del hacking como un modo de solucionar problemas y generar valor en nuestros países tan convulsionados, en lugar de exclusivamente satanizarlo y pensar erróneamente que sólo es útil para llevar acabo actos malintencionados. Sin embargo y aunque por supuesto que aunque estoy totalmente en contra de cualquier acto terrorista, no creo que en el caso de FBI la mejor manera de combatirlo sea ir en contra de los principios éticos y utilizar el hacking para amenazar los protocolos de seguridad y privacidad en Internet.