PAYASOS HONESTOS 

Nos encontramos en Corferias, el espacio anfitrión de esta ocasión, que por primera vez recibe a la comunidad CreativeMornings/Bogotá, en alianza con Colombia 4.0. A pesar de ser temprano, ya hay mucho movimiento de expositores y visitantes, y el ambiente del lugar está cargado de expectativa.

Luego de reclamar la escarapela para poder ingresar, me encuentro con Javier, nuestro Director Digital, quien conversa con Simón Wilches, el speaker de esta edición, que tiene a la “honestidad” como tema principal.  

Hablan sobre diseño y animación, y en un silencio prolongado de la conversación, aprovecho para conversar un poco con Wilches.  Le pido una definición sobre honestidad. “Honestidad es lo que le sale a uno sin pensar”, responde.  

Wilches, quien deja escapar varios “vos” mientras habla, nació en Popayán, estudió Artes Visuales en Bogotá, Animación en Cuba y realizó un Máster en Bellas Artes en Estados Unidos.  Actualmente trabaja como director de animación en Titmouse, un estudio ubicado en Los Ángeles, California.

No puede vivir sin una buena conexión a Internet, sin los comics—Le pregunto cuál es su favorito y responde al instante: “Batman, siempre Batman”—, y correr.  “Correr es algo que me mantiene cuerdo”, afirma.

Tiempo después varios asistentes hacen fila a la entrada del pabellón.  Me acerco a ellos para preguntarles cómo completaron la frase del Icebreaker tag: “He mentido acerca de…”, y me encuentro con respuestas honestas: “Sobre mi sexualidad, mi religión, he omitido cosas para no generar discordia, sobre mi estado civil”, entre otras.

Ya adentro, con el auditorio lleno, Wilches sube al escenario, toma el micrófono y comienza su charla “Cómo ganarse la vida derritiendo payasos”, porque, según él, a eso es a lo que va a la oficina, a derretir payasos.

Nos cuenta que, precisamente, uno de sus mantras de vida es la canción Payaso de José José, en particular la siguiente estrofa, cargada de honestidad:

“Y es verdad soy un payaso

Pero qué le voy a hacer

Uno no es lo que quiere

Sino lo que puede ser”

Ser honesto con lo que ha querido, al parecer lo ha llevado por el camino correcto.  Después de graduarse del colegio, duró un año sin hacer nada, hasta que sus papás le preguntaron: “¿Qué vas a hacer?”

Tuvo la oportunidad de presentarse a la carrera de Artes Visuales en la Javeriana, y lo primero que le pusieron a hacer, fue analizar una película de Bergman.  Luego, para la entrevista, realiza una animación que sarcásticamente titula “FlughDenFlaven”, y que trata sobre lo ridículo y pretencioso que le parece todo el proceso de admisión, “Miren lo que yo pienso de su carrera”.  Su entrevistador le pregunta si él hizo la animación y, asombrado ante su trabajo, llama más gente para que la vea. Es aceptado en la carrera.

Después de graduarse hace parte de proyectos animados como “Pequeño Tirano”, pionero en sátira política.  De estos resalta la buena escuela que fueron por lo autodidactas. Con ese proyecto gana una beca para estudiar en Estados Unidos, época en la que se empieza a preguntarse cuál es su voz como artista. “Fue una época existencial en la que empecé a ver películas de circo por la mañana y de Roman Polansky en las noches”, nos cuenta.

Pasado un tiempo y a punto de terminar sus estudios, mientras trabaja en “Business Hours”, el proyecto final de su carrera, y asiste a un seminario como requisito adicional para graduarse, le informan que debe trabajar en un proyecto para rendirle homenaje al escritor Lewis Carroll.

“Yo no quiero hacer eso”, pensó Wilches, aunque sabía que si no lo hacía no iba a poder graduarse. Afirma que tomó una actitud infantil ante el suceso: “Ah bueno, si es así, voy a hacer cualquier cosa”. El resultado fue Jouney into Womanhood, una animación repleta de imágenes sugestivas y eróticas que culminan en la representación de un orgasmo.  “Fue un proyecto muy tóxico en el que nadie quería trabajar”, dice Wilches, pero afortunadamente alguien decidió ayudarle con el sonido. Al final, esa animación que comenzó como un gran saboteo y proyecto de fin de semana, se proyecta en la fachada de una biblioteca.

Mientras su proyecto de tesis fracasaba y lo sumía en un estado depresivo, el otro triunfaba, pues el encargado del sonido comenzó a enviarlo a festivales, pero Wilches había tomado una determinación: “No quiero saber nada de arte, quiero emplearme y ya, que me digan qué hacer, lo hago y me voy a mí casa”

Tiempo después, ya trabajando en Titmouse y para el Five Seconds Day, evento donde todos los empleados de la compañía pueden hacer una película de mínimo 5 segundos, Wilches trabaja una idea pretenciosa y realiza “A vertical Chip”.  Al director del estudio le encanta la película y le dice “Usted tiene muchas cosas que contar”, y eso le abre  camino a pequeñas opciones para dirigir, entonces se pregunta “¿Qué pasa con éstas cosas que hago tan rápido y me salen tan bien?”

Se da cuenta que, desde sus trabajos en la universidad, cada vez que se siente amenazado realiza películas muy honestas.

Hasta el momento, ese camino en el que se embarcó como sin querer, lo ha llevado a que el estudio donde trabaja, le de luz verde para que se dedique a hacer una película solo de Simón Wilches, un proyecto que no se pueda vender; desde entonces está trabajando en “El mejor Show de la Tierra”, una película que trata sobre unos payasos que se incendian y que, mientras intentan apagarse, montan el mejor show del mundo.

Para finalizar su charla nos dice lo siguiente: “El gran resto de los artistas es tratar de darse a entender, y la única forma de explicarse, es haciendo las cosas sin pensar demasiado”.

CreativeMornings/Bogotá le quiere dar las gracias a todas las empresas y personas que hicieron posible esta charla: a Corferias por recibirnos en sus instalaciones, que esperamos volver a visitar pronto ; a Time Machine Pictures, por la impecable producción audiovisual de la charla;  a Paleta Digital, por todo el material impreso; a Colombia 4.0, por su apoyo y la gran alianza que logramos;  a nuestro medio aliado Radiónica, por la difusión del evento; a Juan Guillermo Caicedo, por el registro fotográfico; a Caffa por brindarnos un delicioso café; a Paleta Digital. por apoyarnos con todo el material impreso, y como siempre a toda nuestra comunidad creativa que día a día se consolida más.    

Los esperamos el próximo viernes 23 de noviembre, para celebrar otra gran mañana Creativa bajo el tema “Restart”, esperen pronto toda la información del evento en nuestras redes sociales.  

Escrito por Juan Manuel Rodríguez Bocanegra: jma.rodriguez@gmail.com